Pablo Uriel. Cómic y guerra civil

La historia de Pablo Uriel, un joven de veintidós años recién licenciado en Medicina en 1936 llevada al cómic por Sento

Un médico novato

Atrapado en Belchite

La trilogía del doctor Uriel

Graffiti en la entrada de la iglesia de San Martin que dice:

Belchite un pueblo detenido en 1937

La viñeta se apodera de la guerra

Cómics sobre la guerra civil

Otros cómics…

La edición publicada por Debate se enmarca en el recuerdo de los 80 años del comienzo de la guerra, que se cumplirán el próximo 18 de julio.

La guerra civil en viñetas

La guerra civil contada a los jóvenes

Los surcos del azar

No pasarán

El corazón del sueño

Publicado en Proyecto | Deja un comentario

DON CAMILO Y DON JOAQUÍN

Joaquín Moreno combatió en el bando franquista

Camilo de Dios combatió en la guerrilla antifranquista en la posguerra

 

Publicado en Proyecto | Deja un comentario

Dos comunistas menos en la búsqueda del paraíso

El  Black Friday destronando a Papa Noel,  Luis Enrique, Simeone y  Zidane convertidos en auténticos referentes sociales e intelectuales en la televisión pública, la gastronomía de Masterchef  y todo tipo de  cocinillas metidos hasta en la sopa en vergonzantes programas de dominación y sumisión, partidos que declaran  haber acordado abrir una subcomisión -¿por qué no una comisión?- para firmar un pacto educativo para “sustituir” la LOMCE… Después de esto, con todo mi respeto, admiración e ironía, diría que es una buena noticia que  dos nonagenarios, ocupen  el protagonismo de los medios informativos (uno ha ocupado y ocupará  mucho más que otro, aunque todos seamos  iguales en el último viaje) y lleven a un segundo plano las miserias de la /provocativa/ignorante/mediocre/cutre declaración política, la alerta mundial ante la victoria presidencial de Trump, las asignaciones de estrellas Michelín, los avatares de los triunfitos, los dilemas existenciales de los concursantes de realities y por supuesto la religión cotidiana del fútbol sublimada ante la proximidad de los “clásicos”…que es  lo que nos queda de la cultura clásica.

Dos comunistas y el  camino al paraíso

No sabemos si habrán descubierto el paraíso ni que será de ellos.Dejaron su huella. Dos personajes muy distintos que se definieron como comunistas se han ido en el mes de noviembre, en los dos últimos días. La historia con mayúsculas de libros de texto e historiógrafos apenas tiene valor si no se construyen sobre las pequeñas o grandes historias de los seres humanos que la dan sentido. Cómo Bertolt Brecht  en las “Preguntas de un obrero que lee” podemos decir: “…tantas historias, tantas preguntas…”. La encarnadura de la historia la dan las biografías de los que la vivieron.

El alma o corazón del estudio de la historia está en las historias vividas. Nos lo enseñaron grandes profesores como Jover Zamora descubriendo la razón y la pasión de los personajes de la novela  Mr Witt en el cantón de R.J. Sender   en la Cartagena de la Primera República o las mentalidades profundas de la crisis finisecular tras el desastre del 98 en el poema Cansera de Vicente Medina. Aparece en Menocchio, un molinero del siglo XVI cuya visión del mundo fue  estudiada por el italiano Carlo Ginzburg (El queso y los gusanos, 1976) a partir de las actas del proceso inquisitorial al que fue sometido por sus peculiares creencia  interpretadas como heréticas por sus acusadores. En los testimonios y entrevistas de Paul Thompson, Ronald Fraser, Mercedes Vilanova o Carmen García Nieto que han abierto el diálogo entre las fuentes escritas, cerradas y acabadas, y las fuentes orales abiertas y vivas. Y la historia viva está también en la buena literatura que construye o rememora escenarios históricos para contar las vidas de personajes reales y de ficción, desde Larra, Galdós y Baroja, Sender y Buero Vallejo hasta  Fernán Gómez, Muñoz Molina, Cercas, Eduardo Mendoza, Pérez Reverte, Almudena Grandes o Vicente Donoso por poner algunos nombres.

Ya no es posible investigar y escribir la Hhistoria (con doble Hh, con mayúscula y minúscula) sin entender las vidas personales. Por eso les propongo a los estudiantes que busquen  en las experiencias de sus mayores, que intenten escuchar las voces del pasado, que dialoguen con las generaciones que les precedieron a través de sus testimonios, sus recuerdos y sus huellas. Que lean lo que otros ojos vieron en otros tiempos.

El mundo tiene dos comunistas menos. Pero las vidas de Fidel Castro y Marcos Ana sirven para entender la historia inmediata.  No alcanzaron la utopía en la tierra y “sabe Dios” si la compartirán en el Paraíso.  La única verdad es que ambos han protagonizado gran parte de la grandeza y de la miseria de la historia del siglo XX y lo que les pasó nos ayudará a nosotros a entender ambas. Y a reflexionar sobre el significado del comunismo en el siglo XXI. Argumentos para las aulas.

La zafra es el nombre que recibe la cosecha de la caña de azúcar. En 1970, la Cuba de Fidel Castro se propuso mejorar la economía del país alcanzando una producción de 10 millones de toneladas de azúcar.

Viernes, 25 de noviembre de 2016

Muere Fidel Castro después de dar noventa vueltas alrededor del sol, los últimos diez en la sombra caribeña. En la Sierra Maestra celestial tal vez coincida con algunos de los demás barbudos. E incluso con Miguel Gila, que  en su día ya nos contó con humor en Encuentros en el más allá, sus conversaciones con Franco, Durruti, Napoleón, El Cid, Colón, Cervantes, Lorca y muchos más…Ahora podrá hablar con Castro.

La historia de Fidel Castro resume gran parte  de la del siglo XX. La de los emigrantes y  soldados españoles que como su padre gallego se asentaron en Cuba tras la guerra que acabó en el desastre del 98 y en la independencia de la isla tutelada por Estados Unidos. La historia de la  Guerra Fría y América Latina (o Hispanoamérica), las luchas por la libertad de los paises americanos y afroasiáticos, la historia que llegó y no llegó tras la caída del muro de Berlín, el fin del bloque comunista y el pronóstico/profecía del  fin de la Historia de Francis Fukuyama. Con su muerte hay quien dice que ahora si se acabó definitivamente  el siglo XX.

Fidel Castro, con 33 años, y Ernesto 'Che' Guevara, en 1959 en La Habana.

En la denominada “era de los extremos” por el historiador Eric Hobswbam, Castro fue dictador, tirano o líder autoritario para unos; héroe revolucionario del pueblo frente al imperialismo estadounidense y  referente de la izquierda socialista para otros. Ni una cosa ni otra, tal vez las dos. Habrá que esperar para ver si la historia le absuelve, como profetizó en su defensa en el proceso al que fue sometido junto a sus compañeros insurrectos tras el frustrado asalto al cuartel de Moncada  en 1953 contra el dictador Fulgencio Batista. Vargas Llosa ya ha opinado que no le absolverá. Para otros, la imagen lo absorverá: la cultura de la imagen de Fidel (como de la revolución) comenzó en febrero de 1957, cuando Herbert Matthews publicó en The New York Times el primer reportaje de alcance mundial sobre Fidel Castro y llegó hasta el presente con las películas documentales Comandante (2003) y Looking for Fidel (2009) de Oliver Stone

Un cubano exiliado al que conocí  en un viaje en tren a Asturias, me confesó que nunca asistía a los mítines de Fidel por temor a que le convenciera con sus interminables discursos. Era el poder de la palabra. Las últimas de Fidel (Se acabó la diversión, llegó el comandante y… ¡Fidel! ¡Al que asome la cabeza duro con él!, cantaba Carlos Puebla) fueron en la clausura del séptimo Congreso del partido comunista cubano en abril de este año. En ellas, junto al marxismo-leninismo y la revolución social, la confianza total que tenía  en la URSS, las alusiones a Martí y Maceo o la defensa del calumniado comunismo alude también a los dinosaurios, a Adán y Eva y a las necesidades de alimentos y agua potable para las generaciones futuras. Y manifestó su confianza en que aparezca nueva vida inteligente en el planeta antes de que el sol crezca, explote, lo funda todo y nadie quede para seguir dando vueltas alrededor suyo. Me atrevo a sugerir  que Fidel, el revolucionario , el rey sol del Caribe acababa de leer El Universo en tu mano de Christophe Galfard. Un buen libro para el viaje hacia la eternidad. Fidel Castro forma parte de la Historia desde hace tiempo, ahora también de la pequeña historia.

Fidel Castro, durante la clausura del 7º Congreso del Partido Comunista Cubano, el 19 de abril de 2016 en La Habana.

Jueves, 24 de noviembre de 2016, un día antes que Fidel, murió el poeta Marcos Ana. Había nacido en 1920 cuando aún era rey Alfonso XIII. Hijo de jornaleros católicos que emigraron a Madrid (Alcalá) fue niño en los años de la dictadura de  Primo de Rivera y de la II República, se afilió a las Juventudes Socialistas Unificadas, luchó como menor y se hizo mayor bruscamente con la guerra del 36. Como tantos otros que intentaron escapar con la guerra perdida por el puerto de Alicante bloqueado por los barcos franquistas, fue interceptado y acabó en el campo de concentración de Albatera en 1939. Acusado de asesinato fue encerrado en la cárcel de Porlier, un colegio que durante la guerra fue primero albergue de niños y luego la prisión de la que sacaron a los asesinados en Paracuellos.

Marcos Ana coincidió allí algunas semanas con Miguel Hernández (que fue retratado por Antonio Buero Vallejo también preso) y estuvo hasta 1944, año en el que el edificio recuperó su condición de colegio de los escolapios que aún hoy mantiene.

Retrato de Miguel Hernández, enero de 1940

Condenado y torturado en varias ocasiones, su pena acabó conmutada por treinta años de cárcel. Tras Porlier, Marcos Ana pasó por el Penal de Ocaña, Alcalá y el Penal de Burgos (“el mundo era un patio con un cielo de fosa”). Apenas  había podido estudiar hasta los doce años, y en la cárcel descubrió la literatura y la poesía y reforzó su compromiso político. Hasta que una campaña internacional (apadrinada por Neruda y Alberti) y un decreto del gobierno posibilitaron su liberación en 1961. Marchó a París, un exiliado más.

Más que el mes de abril que le robaron a Sabina, a Marcos Ana el franquismo  le arrebató su adolescencia y juventud, veintitrés abriles, uno tras otro. Entre los 19 y los 42 años encarcelado. Entre las biografías de  Mandela (27 años en las cárceles del apartheid sudafricano) y Hessel  (Vale la pena luchar es el manifiesto poético de la crisis reciente) la poesía de Marcos Ana está en su nombre. Fue en la cárcel dónde Fernando Macarro se convirtió en Marcos Ana el pseudónimo que formó uniendo  los nombres de sus padres: Marcos,su padre, murió tras un bombardeo de la Legión Cóndor en 1937;  y Ana su madre falleció en 1943, poco después de que le condenaran por segunda vez a muerte.

               Sufrió para adaptarse a la libertad: “Hasta que no conocí el amor no me dí cuenta de lo que me habían quitado”. Le habían arrebatado la juventud pero consiguió evitar el resentimiento y el odio. Sus memorias de prisión y vida, de exilio y libertad han quedado en Decidme como es un árbol que da título  al poema que escribió para el proyecto Sí a Miguel Hernández de Niño de Elche y cuyos derechos adquirió en 2008 Almodóvar para llevar al cine su biografía. Marcos Ana, comunista y poeta, antepone la reconciliación al odio y con su palabra ha querido contribuir a ” frenar la noria trágica de España, aunque tengamos que poner de calzo el corazón para lograrlo”. Por este motivo y por otros, es necesario que contemos an uestros hijos quién fue Marcos Ana, porque cómo dice el actor Juan Diego Botto, permitió que nos miráramos a la cara y fue lo que deberíamos haber sido.

Fidel Castro y Marcos Ana nos recuerdan que la mayor parte de las revoluciones  han acabado en desastre. Pero también que fueron respuestas ilusionantes a un mundo injusto y conflictivo, que buscaban originariamente un mundo mejor; que pese al fracaso de su puesta en práctica, han abierto nuevos caminos. Que los errores fruto de la frágil condición humana no pueden justificar nuestra pasividad ni la renuncia a la  búsqueda de alternativas para una humanidad con más libertad, igualdad, solidaridad y respeto hacia los derechos humanos y los recursos compartidos de un planeta común para todos los pueblos.

Cuando me pongo a pensar sobre lo que pasa  en las aulas, con gigantescos e irracionales programas burocratizados bajo apariencia innovadora e impuestos bajo la amenaza de evaluaciones finales y reválidas, me pregunto si estaremos haciendo bien la tarea de educar  a los jóvenes del nuevo siglo para que sean capaces de construir mejor que nosotros sus  propuestas de vida y utopías. Si les estamos enseñando con sinceridad nuestros éxitos y fracasos o les metemos en las hormas y moldes del consumismo, del dogmatismo, del presentismo, del pragmatismo, de la rendición ante la utilidad y la banalidad superficial, de la primacía de lo práctico e individual sobre lo vital y lo social, de la rentabilidad sobre la reflexión crítica. Si nos creemos de verdad lo que estamos haciendo. Si no les estamos engañando o defraudando. Si les estamos dando su tiempo, para que puedan  aprender de los errores y tomar  sus propias decisiones en la búsqueda de los caminos que les llevarán a su paraíso. Muchas preguntas, muchas historias, pocas respuestas.

“No sabéis lo que es vivir
muriéndose a vida llena;
grises, sobre grises patios,
sin más luz que una bandera
de amor…

Ni lo sepáis nunca…
Más si queréis que esta lepra
jamás os alcance el pecho,
no dejéis “mi muerte” quieta.
No dejadme, no dejadnos
con nuestras sienes abiertas
y en un cerrojo sangrante
crucificada la lengua.

Levad vuestros pechos. ¡Pronto!
( Es bueno que esta gangrena
os revuelva las entrañas.)
¡Echad abajo mi celda!
Abrid mi ataúd; que el mundo
en pie de asombro nos vea
indomables, pero heridos,
sepultos bajo la tierra.
¡Que no queden en silencio
mis cadenas!”

Marcos Ana, en Carta urgente a la juventud del mundo  

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”

Eduardo Galeano

Publicado en Proyecto | Deja un comentario

¿A qué generación perteneces?

ACLARACIÓN: (nos vemos obligados a aclarar esto ya que muchas personas en los comentarios insinúan que nos hemos equivocado y no es así) Las películas, o l

Sourced through Scoop.it from: www.youtube.com

Publicado en Scoop.it | Deja un comentario

Pedro Guerra y Angel Gonzalez en la Musica Contada 4 (Cines Yelmo, Malaga), 2003

Pedro Guerra y Angel Gonzalez en la Musica Contada 4 (Cines Yelmo, Malaga), 2003

Sourced through Scoop.it from: www.youtube.com

Publicado en Scoop.it | Deja un comentario

JUEGOS TRADICIONALES CON LOS ABUELOS

Sourced through Scoop.it from: www.youtube.com

Publicado en Scoop.it | Deja un comentario

¡ABRAMOS LAS PUERTAS DE LAS AULAS A LOS ABUELOS Y ABUELAS!

http://www.elblogdemanuvelasco.com/   ste es un post que necesito escribir para compartir con vosotros la huella que mi abuelo ha dejado en mí. La huella que todos los abuelos dejan en nosotros. ¿Qué me ha enseñado mi abuelo Daniel?  ¿Qué nos enseñan nuestros abuelos? Los abuelos nos enseñan las cosas más importantes y a la vez…

Sourced through Scoop.it from: annafores.wordpress.com

Publicado en Scoop.it | Deja un comentario

Discurso maestro libertad – La lengua de las mariposas

si conseguimos que una sola generacion crezca libre, tan solo una sola generacion, ya nadie les podrá arrancar nunca la libertad, nadie les podra robar es

Sourced through Scoop.it from: www.youtube.com

Publicado en Scoop.it | Deja un comentario

Ennio Morricone – Cinema Paradiso (In Concerto – Venezia 10.11.07)

Song taken from the movie of the same name, performed in the magical setting of San Marco’s square in Venice and directed by Ennio Morricone himself. Bran

Sourced through Scoop.it from: www.youtube.com

Publicado en Scoop.it | Deja un comentario

Victor Manuel – El abuelo Victor HQ

Copyright correspondiente a sus dueños.Video sin animo de lucro.

Sourced through Scoop.it from: www.youtube.com

Publicado en Scoop.it | Deja un comentario